Es difícil imaginar que una invasión militar rusa de Ucrania sea vista como algo distinto a una gran conmoción geopolítica. Y, sin embargo, los inversores mundiales han mostrado hasta ahora poca inclinación a aparcar fondos en los tradicionales refugios seguros, a pesar de las semanas de amenazantes acumulaciones de tropas, amenazas de represalias y diplomacia itinerante.

Las acciones han tenido un comienzo difícil en 2022 y las inversiones de primera línea en deuda ucraniana o rusa han sufrido.

Pero no ha habido una carrera hacia los bonos gubernamentales líquidos, sino más bien lo contrario, ya que los inversores se asustan por el aumento de la inflación y los halcones de los bancos centrales. Tampoco ha habido movimientos notables hacia el franco suizo, el yen japonés o incluso el dólar estadounidense, todos ellos parte del típico manual de «seguridad».

Los precios de los metales preciosos y de la energía son los únicos que reflejan la tensión, al menos en parte, este año, aunque separar la influencia de Ucrania de todos los demás factores también es difícil.

¿Es que los mercados ya no ven estos estallidos geopolíticos como choques económicos o riesgos de mercado en sí mismos? ¿O es demasiado difícil valorar adecuadamente las inversiones en torno a todos los riesgos políticos de cola?

Se oye decir ambas cosas.

Pero una de las preocupaciones de algunos en este momento es que los mercados están atrapados por los movimientos altamente correlacionados de las acciones y los bonos, tras los paquetes de rescate monetario relacionados con la pandemia y ahora los retrocesos.

Es más, el impacto económico más inmediato del estancamiento puede ser simplemente el de espolear unos precios de la energía ya disparados, exagerando la presión sobre los bancos centrales y los presupuestos nacionales y disuadiendo aún más a los inversores de lo que sería la opción por defecto de comprar bonos.

«En estos momentos, todo se ve a través del prisma de la función de reacción de la Reserva Federal», dijo Sahil Mahtani, estratega de la gestora de activos Ninety One. Los bancos centrales, cada vez más halcones, se centran en las tasas de inflación subyacentes, añadió, pero los altos precios de la energía tienen un gran efecto en la incorporación de las expectativas de inflación y los responsables políticos estarán preocupados por ello.

Mahtani dijo que la aparente falta de juegos de seguridad en torno al enfrentamiento de Ucrania refleja el problema de las carteras mixtas 60-40 de acciones y bonos: no hay una cobertura real si ambas clases de activos se mueven en la misma dirección.

Mientras que estos fondos mixtos han visto cómo los bonos y las acciones se han visto impulsados por los estímulos monetarios para luchar contra el COVID, la «normalización» que se está produciendo puede tener el efecto contrario. Un típico fondo global 60-40 ganó alrededor del 40% desde los mínimos de marzo de 2020, según Generali Investments, y este año podría ser muy diferente.

Mahtani cree que el dinero en efectivo en dólares y los bonos del Tesoro a muy corto plazo todavía pueden recibir una oferta si se produce lo peor en Ucrania.

Pero también en este caso el panorama no está nada claro. La apuesta del «dólar largo» por la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal ya se ve como una operación saturada y el consenso abrumador por la subida del dólar este año se ha visto decepcionado en lo que va de enero.

CONFRONTACIÓN GEOECONÓMICA

Entonces, ¿tienen razón los mercados al mantenerse relativamente circunspectos sobre una invasión a gran escala en el este de Europa?

El miércoles, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que su opinión era que Rusia «entraría en acción», ya que su homólogo ruso, Vladimir Putin, «tiene que hacer algo».

La Casa Blanca prometió una respuesta «rápida, severa y unida» de los aliados de Estados Unidos. Las sanciones económicas y financieras se detallan como primer orden, pero algunos países como Gran Bretaña ya han enviado armas a Kiev y las tensiones militares entre Moscú y la OTAN seguramente subirían varios escalones.

La tensión se ha ido acumulando durante semanas, así que ha habido tiempo de sobra para posicionar las inversiones.

Puede que nadie crea realmente que vaya a ocurrir y que todo sea un farol muy elaborado. Pero la aparente indiferencia no es aislada y la geopolítica -al menos en el sentido tradicional de «guerra y conflicto»- lleva años disminuyendo como influencia directa en los mercados mundiales.

La anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014 tuvo un impacto muy poco inmediato o duradero en los precios internacionales, al menos no comparado con el desplome del petróleo ese mismo año. Las crecientes amenazas de misiles balísticos de Corea del Norte han disminuido casi a cero como impacto en el mercado en los últimos años también y la caótica retirada de Estados Unidos de Afganistán el año pasado apenas se contabilizó.

La encuesta de este mes de los gestores de fondos globales realizada por Bank of America ni siquiera incluyó el enfrentamiento entre Rusia y Ucrania en su categoría de «mayores riesgos de cola», ya que los bancos centrales de línea dura, la inflación, las burbujas de activos y el resurgimiento del COVID encabezan la lista, e incluso la geopolítica entre EE.UU. y China figura en el Top 10.

A pesar de su capacidad armamentística y su influencia en el mercado de la energía, Rusia se considera mucho menos sistémica que China desde el punto de vista económico, incluso en caso de enfrentamiento o de aislamiento por sanciones draconianas.

Sin embargo, el informe anual de riesgos globales del Foro Económico Mundial de esta semana sitúa la «confrontación geoeconómica» -o el riesgo de que las tensiones geopolíticas se traduzcan en una protección del comercio, en una reducción de los precios de la energía o en amenazas a la ciberseguridad- en el décimo puesto de su lista de los 10 riesgos globales más graves para los próximos 10 años.

Y quizá sea aquí donde los mercados valoran más el ruido de sables ruso que la amenaza de tanques y disparos.

Los estrategas de BlackRock incluyeron el riesgo de una invasión de Ucrania como uno de los muchos riesgos de su último consejo.

Pero también subrayaron que la atención del mercado a los riesgos geopolíticos, tal y como recoge su Indicador de Riesgo Geopolítico, sigue estando por debajo de la media de los últimos cuatro años y desde que Biden asumió el cargo.

«Las perturbaciones geopolíticas podrían pillar a los inversores más desprevenidos de lo habitual».

Con la guardia baja y con pocos búnkeres en los que esconderse.

El autor es redactor jefe de finanzas y mercados en Reuters News. Las opiniones expresadas aquí son suyas

(por Mike Dolan, Twitter: @reutersMikeD; edición de Tomasz Janowski) Reuters. Traduce serenitymarkets

Telegram Noticias en tiempo real

BUSCADOR

ÚLTIMOS TITULARES

Las tarifas globales de flete de contenedores bajaron esta semana a sus niveles más bajos desde septiembre de 2020, un 81% por debajo de los precios máximos de 2021. Bilello

} 08:15 | 05/02/2023

Macro

La Fed se reúne de nuevo el 22 de marzo y el mercado está valorando una alta probabilidad (83 %) de otra subida de 25 pb. Esa sería la novena subida de tipos consecutiva y llevaría la tasa de fondos federales a un nuevo rango de 4,75 -5,00%. ¿La última vez que la tasa de fondos federales fue tan alta? septiembre de 2007. Bilello

} 08:15 | 05/02/2023

Macro

WELLS: “.. esta euforia no dura para siempre. Una vez que la inversión de 2 años/FF se revierte, los rendimientos del mercado tienden a ser anémicos, probablemente relacionados con los factores negativos que impulsaron la relajación en primer lugar. .. Mantenemos un objetivo de fin de año $SPX de 2023 de 4200 (20x 2023E EPS de $210)”.

} 08:14 | 05/02/2023

Macro

ECB Visco dice que un mayor ajuste puede continuar con cautela, con respecto a los pasos ya tomados

} 08:10 | 05/02/2023

Macro

Amazon cerró ayer bajando 8,4% la peor desde abril

} 08:39 | 04/02/2023

Macro

250 de los 500 miembros del S&P han reportado ganancias (70% mejor de lo esperado). El 47% de las empresas han superado a los ests de la calle en > 1SD (frente al promedio histórico del 48%). El 17% de las empresas han perdido por >1SD (frente al promedio histórico del 14%). Zerohedge. La temporada de resultados no es buena, pero nada que no estuviera ya descontado, todo dentro de lo que se pensaba

} 08:20 | 04/02/2023

Macro

Estados Unidos dice que otro globo espía chino ha sido identificado sobre América Latina

} 08:17 | 04/02/2023

Macro

«El flujo neto en las acciones de energía revirtió el curso de la semana pasada y vio la mayor venta neta en 8 meses impulsada casi por completo. por ventas cortas. La venta neta teórica de esta semana en acciones de energía se ubica en el percentil 99 frente a los últimos 5 años» – GS Prime

} 08:17 | 04/02/2023

Macro