La subida del dólar estadounidense es para algunos la señal más clara de que la marea monetaria está bajando y de que la economía mundial sufrirá una brusca desaceleración al menos en lo que queda de 2021.

Las perturbaciones derivadas de las nuevas tensiones del COVID, los graves cuellos de botella en el suministro de bienes y mano de obra, las restricciones de los precios de los combustibles, los cortes de energía, la ralentización del crecimiento del crédito y la retirada gradual de la liquidez de los bancos centrales han restado impulso a la recuperación post-pandémica.

Las sorpresas de los datos económicos mundiales fueron todas negativas en agosto y siguen incumpliendo las previsiones a un ritmo que no se veía desde 2020, lo que ha llevado a algunos bancos a recortar las previsiones de crecimiento.

Aunque hasta ahora han sido modestas, el jueves el HSBC rebajó las previsiones del PIB mundial para este año y el próximo, viendo cómo el crecimiento se reduce casi a la mitad, hasta un 3,0% en 2023.

Los tipos de interés de los bonos agregados han retrocedido desde sus mínimos históricos, recuperando aproximadamente la mitad de la caída desde los niveles anteriores a la crisis. Y las acciones mundiales han registrado su primer trimestre negativo desde los tres primeros meses de 2020, cuando se produjo el COVID.

El dólar, sin embargo, está ganando en todos los ámbitos, subiendo casi un 5% frente a las principales divisas mundiales desde junio y alcanzando sus niveles más altos de 2021 frente al euro, el yen y la libra esterlina.

Estas subidas del dólar suelen reflejar y amplificar las tensiones financieras, y tienen la costumbre de multiplicarse.

Las encuestas de consenso de principios de año, o incluso de hace un mes, dicen que esto no estaba previsto, y que la mediana de las previsiones de un debilitamiento constante persiste hasta agosto.

Y, sin embargo, los analistas convencidos de que el crecimiento del crédito y la liquidez mundial son los motores dominantes de los precios de todos los activos -en particular, Matt King, de Citi, y CrossBorder Capital, de Michael Howell- llevan dando la voz de alarma desde principios de verano.

A medida que muchos de los principales bancos centrales se alejan de los ajustes de emergencia y el impulso crediticio de China se ralentiza, el crecimiento de la liquidez mundial ha caído y los mercados bursátiles han retrocedido.

La nota de King de esta semana volvía a subrayar que el Quantitative Easing sigue disminuyendo y el crecimiento del crédito privado se tambalea, añadiendo que «los bajos rendimientos reales son ahora el último factor que apuntala los mercados».

De ser cierto, los rendimientos «reales», ajustados a la inflación, están volviendo a la vida a medida que los mercados trazan no sólo un horizonte de reducción de la compra de bonos, sino también de subidas de los tipos de interés.

AJUSTES COMPLICADOS

Para el dólar, el aumento de los tipos de interés reales en Estados Unidos ha superado al resto desde la reunión de la Fed de septiembre, que fue relativamente agresiva, y ha mantenido a raya las expectativas de inflación a largo plazo del mercado, que corrían el riesgo de socavar el billete verde.

CrossBorder Capital puso el salto del dólar en la batidora.

En una nota titulada «Las malas noticias están más cerca de lo que se piensa», afirma que el crecimiento de la liquidez ya está ralentizando el mundo y que cualquier nueva contracción brusca debida a los nervios sobre las impresiones mensuales de la inflación podría sembrar la inestabilidad y el riesgo de otra recesión.

«Este episodio tiene toda la pinta de ser un gran error de política», dijo, añadiendo que las recientes ganancias del dólar y el aplanamiento de la curva de rendimiento a 5-10 años del Tesoro de EE.UU. en los valores protegidos contra la inflación eran una guía decente de las condiciones monetarias y muestran cómo los mercados están valorando el endurecimiento gradual que se avecina. Si los bancos centrales se vuelven más agresivos, estos movimientos del mercado se sobrealimentarían.

Otra dimensión es la desaceleración de China, su orientación política hacia la «estabilidad» en lugar del «crecimiento», el preocupante sector inmobiliario y las deudas de los gobiernos locales, y el nerviosismo de los inversores en medio de una serie de medidas reguladoras.

«Occidente se enfrenta ahora a dos ajustes complicados a la vez: el fin de la QE y el fin del boom crediticio chino», concluye CrossBorder. «La liquidez mundial parece que se va a desplomar».

La combinación de la subida de las primas de los tipos reales en EE.UU. y la preferencia por el efectivo en dólares en un entorno financiero estresado podría hacer que subiera mucho a finales de año, mientras la Fed se prepara para ejecutar la primera reducción de su racha de compra de bonos.

Esta combinación de tipos reales en aumento y de dólar en alza es tóxica para los prestatarios no estadounidenses que se han endeudado en dólares, en gran parte después de la pandemia y muchos de los cuales deben refinanciarse en los próximos dos años.

Este bucle de retroalimentación negativa provoca su propia tensión.

Estudios recientes destacan el aumento de los préstamos en dólares del año pasado por parte de entidades no bancarias fuera de Estados Unidos, tras una breve crisis crediticia inicial. Los datos del Banco de Pagos Internacionales mostraron que el total del crédito en dólares a estas entidades ya había superado los 12 billones de dólares a mediados de 2020, más del 14% del PIB mundial, frente a menos del 10% en 2007.

Tal vez sea inquietante que el Instituto de Finanzas Internacionales señale que alrededor de medio billón de dólares de los más de 4 billones de bonos y préstamos de los mercados emergentes que vencen el próximo año están denominados en dólares.

Y si el estrés engendra estrés, los responsables políticos pueden hacer bien en considerar el papel del dólar en él una vez más. Su silencio sobre los incipientes movimientos de divisas durante las reuniones por separado de los banqueros centrales del G4 y los ministros de finanzas del G7 esta semana demostró que sigue siendo una prioridad baja en su lista.

Un cuarto trimestre más turbulento puede cambiar eso.

(por Mike Dolan, Twitter: @reutersMikeD; Editado por Alexander Smith) Traduce serenitymarkets. Reuters

Telegram Noticias en tiempo real

BUSCADOR

ÚLTIMOS TITULARES

Terminamos las actualizaciones de hoy. Buenas noches a todos y a Claudia en particular. Volvemos mañana antes de las 8, que descansen

} 22:25 || 01/02/2023

Intradía

Meta sube 12% nada menos en el fuera de horas tras sus buenos resultados, por si estaba poco animado el mercado…futuro del Nasdaq +2,81%

} 22:14 || 01/02/2023

Intradía

Meta Platforms Q4 22: – Rev $32.17B (est $31.65B) – EPS $1.76 – Sees Q1 Rev. $26b To $28.5b, Est. $27.25b – Announces $40b Boost In Share Buyback Authorization – Meta Platforms Q4 Facebook Daily Active Users 2.00b, Est. 1.98b

} 22:11 || 01/02/2023

Intradía

Están diciendo muchos analistas que la intervención de Powell ha refrendado, con razón o sin ella, la teoría del mercado, de economía ricitos de oro. Es decir inflación moderándose, cosa que ha reconocido Powell y también trabajo que aguanta, con lo cual el mercado interpreta que habrá como mucho recesión suave.

} 21:47 || 01/02/2023

Intradía

Fin rueda de prensa, antes de irse Powell ha soltado que los mercados deberían descontar lo que está haciendo la FED, curioso, casi suplicando que el mercado baje, pero de momento no le hacen mucho caso

} 21:21 || 01/02/2023

Intradía

El mercado no cree mucho a Powell y los derivados que descuentan la tasa terminal vuelven a bajar de 4,90% y descuentan a finales de diciembre 4,49%

} 20:58 || 01/02/2023

Intradía

Powell dice que no contesta a si han discutido una pausa. Traducción, lo han hablado en la reunión, aunque evidentemente no han tomado ninguna decisión al respecto.

} 20:54 || 01/02/2023

Intradía

Powell dice que aún no han decidido donde está la tasa terminal y repite a menudo en la rueda de prensa que no tienen garantías de que la inflación haya entrado en vereda y que el mercado laboral sigue fuerte. Pero eso sí, estoy de acuerdo en algo con él, cosa rara. Porque ha dicho que el dato de Jolt es demasiado volátil y tiene razón, es una cifra muy poco fiable y a la que el mercado le da una exagerada importancia bajo mi punto de vista

} 20:48 || 01/02/2023

Intradía