Con la subida de los precios y la ralentización del crecimiento económico, muchos inversores miran al pasado en un intento de adivinar hacia dónde podrían dirigirse los mercados estadounidenses. Mientras que la «estanflación» de los años setenta les trae recuerdos, los inversores quizá deberían volver a mirar a mediados de la década de 2000.

En ambos periodos, los precios de la energía, las expectativas de inflación y los rendimientos de los bonos aumentaron, junto con un crecimiento anémico y los bancos centrales avanzando hacia una política monetaria más estricta. Sin embargo, la década de 2000 fue mucho más suave.

Aunque todos los ciclos económicos y de mercado son únicos -ninguno más que los últimos 18 meses de recesión, rebote e inflación provocados por los cuellos de botella de la oferta y la escasez-, las condiciones actuales se asemejan más a las que se dieron en 2005.

Al igual que en 2005, las valoraciones de las acciones estadounidenses están cayendo suavemente. La relación precio/beneficio a 12 meses del S&P se sitúa ahora en torno a 20,5, frente a los más de 23 de hace un año, reflejando el descenso a 14 desde 16 en el transcurso de 2005.

Esta tendencia a la baja continuó en 2006. Dado que los ratios P/E siguen siendo históricamente elevados, hay muchas razones para esperar que esta tendencia se extienda hasta el próximo año, y potencialmente se acelere si las directrices de los beneficios del tercer trimestre son sombrías.

El S&P 500 experimentó dos minicorrecciones en 2005, la primera del 8% en marzo-abril y luego un descenso del 6% en septiembre-octubre. El índice acaba de sufrir su primera caída del 5% en casi un año y, según casi dos tercios de más de 600 profesionales del mercado encuestados recientemente por Deutsche Bank, se prevé una corrección de entre el 5% y el 10% para finales de año.

Algunos analistas han empezado a señalar a mediados de la década de 2000 como un posible caso de estudio. Andrew Sheets, de Morgan Stanley, escribió en una nota el domingo que 2005 fue «un interesante ejemplo reciente de un susto de estanflación tras una transición de mitad de ciclo».

¿CALMA O COMPLACENCIA?

En algunos aspectos clave, el panorama de la inflación es más parecido al de 2005 que al de la década de 1970.

La inflación general anual se sitúa ahora justo por encima del 5%, la más alta en 13 años, en comparación con un pico justo por debajo del 5%, un máximo de 14 años entonces. No hay señales de las impresiones de dos dígitos de mediados y finales de los 70, un periodo de grave espiral de precios y salarios.

La inflación de los años 70 se asocia, con razón, a las crisis y la escasez de energía. Pero a mediados de la década de 2000 se produjeron notables aumentos de los precios del petróleo y del gas natural, que fueron los principales impulsores de la subida generalizada de los precios al consumo. Al igual que hoy.

El crudo Brent se duplicó con creces hasta alcanzar los 65 dólares por barril a finales de 2005, frente a los 30 dólares de principios de 2004. En los últimos 18 meses se ha duplicado con creces, hasta alcanzar los 83 dólares por barril, y probará los 100 dólares, según la opinión mayoritaria de la encuesta de inversores del Deutsche Bank.

Los futuros del gas natural en EE.UU. alcanzaron recientemente un máximo de 12 años, por encima de los 5,565 dólares por millón de unidades térmicas británicas, tras una subida de casi el 40% en sólo seis semanas. En julio-agosto de 2005, los precios del gas natural se dispararon un 50% hasta alcanzar un máximo histórico, justo por debajo de los 14 $/mmBtu.

No cabe duda de que los inversores y los responsables políticos deben estar atentos a las expectativas de inflación, medidas por los umbrales de rentabilidad, que aumentan en toda la curva hacia los máximos multianuales de mayo. En el caso del tipo de interés a 5 años de EE.UU., está en torno al 2,80%, y la última vez que estuvo por encima de ese nivel durante más de unos días fue en 2005.

Llámelo calma o complacencia, pero Wall Street parece relativamente relajado. El índice VIX de volatilidad implícita en el S&P 500 ha cotizado mayoritariamente por debajo de 20 desde marzo, lo que sugiere que los mercados de renta variable se sienten cómodos en general con los niveles futuros esperados de inflación, tipos de interés y rendimientos de los bonos.

Como señala Sheets de Morgan Stanley, los mercados de la inflación implican que las presiones de los precios se moderarán con el tiempo, en lugar de entrar en una espiral. Además, los tipos de interés nominales son bajos y las valoraciones de las acciones están cerca de sus máximos históricos.

En la década de los 70, ocurría lo contrario.

Si «estanflación» significa «la década de 1970″, una época de espirales de precios y salarios y alto desempleo, está claro que no es ésta», dijo.

(Reportaje de Jamie McGeever; edición de Steve Orlofsky) Reuters. Traduce serenitymarkets

Telegram Noticias en tiempo real

BUSCADOR

ÚLTIMOS TITULARES

Amazon cerró ayer bajando 8,4% la peor desde abril

} 08:39 | 04/02/2023

Bolsa

250 de los 500 miembros del S&P han reportado ganancias (70% mejor de lo esperado). El 47% de las empresas han superado a los ests de la calle en > 1SD (frente al promedio histórico del 48%). El 17% de las empresas han perdido por >1SD (frente al promedio histórico del 14%). Zerohedge. La temporada de resultados no es buena, pero nada que no estuviera ya descontado, todo dentro de lo que se pensaba

} 08:20 | 04/02/2023

Bolsa

Estados Unidos dice que otro globo espía chino ha sido identificado sobre América Latina

} 08:17 | 04/02/2023

Bolsa

«El flujo neto en las acciones de energía revirtió el curso de la semana pasada y vio la mayor venta neta en 8 meses impulsada casi por completo. por ventas cortas. La venta neta teórica de esta semana en acciones de energía se ubica en el percentil 99 frente a los últimos 5 años» – GS Prime

} 08:17 | 04/02/2023

Bolsa

Terminamos las actualizaciones de hoy. Buenas noches a todos y a Claudia en particular. Volvemos mañana sábado. Que descansen

} 22:17 | 03/02/2023

Bolsa

Wall Street cierra finalmente con bajadas claras. Los bonos han caído con dureza ante los datos de empleo muy por encima de lo esperado e ISM de servicios. El dato de empleo parece muy distorsionado por un exagerado ajuste estacional, lo que ha impedido caídas mayores, pero aún así ha hecho daño. Los malos resultados de grandes tecnológicas también han pasado factura. A pesar de todo el SP500 ha intentado rehacerse en una ocasión, pero los papelones que están soltando a la altura de la resistencia decisiva de 4200 están siendo de órdago.

} 22:15 | 03/02/2023

Bolsa

Índice de condiciones financieras de Goldman lleva una considerable bajada en los últimos meses. A pesar de la subida de la bolsa.

} 21:17 | 03/02/2023

Bolsa

Euro -1% frente al dólar, mínimo del día

} 21:13 | 03/02/2023

Bolsa